domingo, 27 de enero de 2013

Chimalhuacán participará en la Cruzada Nacional contra el Hambre

Agencia MANL
Chimalhuacán, Méx.- Con alrededor de un millón de habitantes, de los cuales el 25 por ciento vive en condiciones de hacinamiento, Chimalhuacán es uno de los 400 municipios a nivel nacional seleccionados por el Gobierno Federal para participar en la primera etapa de la Cruzada Nacional contra el Hambre, instrumentada por el Presidente Enrique Peña Nieto, con el objetivo de sacar de la pobreza a 7.4 millones de mexicanos.

En concordancia con el programa federal, el gobierno del Nuevo Chimalhuacán -en coordinación con sus similares estatal y federal- emprende, desde el año 2000, una cruzada permanente de asistencia social, la cual atiende las necesidades de los sectores más vulnerables: madres solteras, adultos mayores, estudiantes y personas con capacidades diferentes: "empresa que habrá de solidificarse para emprender la Cruzada Nacional contra el Hambre”, comentó la directora de desarrollo social, Laura Rosales Gutiérrez.

Asimismo, señaló que las comunidades con mayor problema de marginación en Chimalhuacán son el Ejido Santa María, rescatado por Chimalhuacán en 2010; San Juan Zapotla, Xochiaca parte alta y Xochitenco parte baja, localidades rurales, que no rebasan los 30 mil habitantes: “poco a poco hemos avanzado en infraestructura urbana; sin embargo, para erradicar la pobreza, es necesaria la creación de fuentes de empleo”.

La directora indicó que los habitantes de estas comunidades mayoritariamente se dedican al comercio informal pues en Chimalhuacán, manifestó, “no hay muchas fuentes de trabajo. Por ello, es considerado como un municipio dormitorio, ya que el 65.3 por ciento de la población se traslada al Distrito Federal y a la zona industrial del Estado de México, Tlalnepantla y Cuautitlan Izcalli, para conseguir el sustento familiar, lo cual implica, dijo, mayores gastos económicos y físicos”. Ante la falta de empleo, el Gobierno Municipal pugna por la apertura de un corredor industrial que genere 40 mil empleos.

Otro de los factores con los que deberán trabajar los tres niveles de gobierno, indicó Rosales Gutiérrez, es el fenómeno de la migración, pues de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) el 49 por ciento de la población chimalhuacana proviene de otras entidades y 55 por ciento emigró del Distrito Federal: “lo que ha propiciado un crecimiento exponencial de la población y de la demanda de servicios básicos, por lo cual las autoridades municipales trabajan de manera coordinada para instrumentar programas alimentarios y de vivienda”. 

Además, expresó que para apoyar a la economía de las familias chimalhuacanas existen programas alimentarios a través de los cuales los habitantes del municipio reciben periódicamente despensas en las que se les dan productos saludables y de la canasta básica.

Al respecto, Elvira Martínez, vecina del Ejido Santa María, señaló que en su comunidad la gente instala “pequeños negocios” en el exterior de sus viviendas para ayudarse en su economía; otros son albañiles y ayudantes… y la verdad lo que ganan “pus” no nos alcanza, nos ayudamos un poco con las despensas que nos da el gobierno y las manualidades que nos enseñan a hacer y luego podemos vender”.

La directora de Desarrollo Social consideró que Chimalhuacán es parte de la primera etapa de la Cruzada Nacional contra el Hambre -así como 31 municipios más del estado de México- porque se pretende dar continuidad al trabajo realizado por las autoridades municipales para mejorar las condiciones de vida de los chimalhuacanos.

Resaltó que la Cruzada Nacional contra el Hambre coadyuvará con las acciones del gobierno del Nuevo Chimalhuacán para brindar mejores condiciones de vida a los habitantes, pues, aun cuando existen avances importantes en materia de servicios y asistencia social, el trabajo interinstitucional es ineludible para erradicar el hambre y la pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario